Home » Uncategorized » Anorexia y bulimia

Anorexia y bulimia

Consulta de Psicólogos en Madrid Capital expertos en problemas de alimentación(anorexia, bulimia, obesidad)Anorexia y bulimia son consideradas por la psicología dentro de los denominados trastornos de la conducta alimentaria, y su diagnóstico clínico está recogido en la CIE 10 (clasificación internacional de enfermedades) en relación a los siguientes síntomas:

-Delgadez extrema; peso de un 15% menos del esperado

-Miedo a engordar

-Uso de conductas para perder peso, como vómitos autoinducidos, purgas intestinales, ejercicio excesivo, consumo de fármacos diuréticos

-Distorsión de la imagen corporal

-Ausencia de menstruación en la mujer y pérdida de interés y potencia sexual en el hombre

Además de estos síntomas las/os pacientes que sufren anorexia y bulimia también presentan otras características como:

-Necesidad excesiva de control

-Rasgos perfeccionistas de personalidad

-Sentimientos de inadecuación social

Baja autoestima

-Percepción de una identidad sexual frágil

EPIDEMIOLOGÍA

La prevalencia de estos trastornos ha ido en aumento en las últimas décadas, y se da en los países de marcado desarrollo económico. Su aparición suele coincidir en la época adolescente o inicio de la edad adulta, sobre todo entre la población femenina..

CAUSAS

No existe una relación causal-lineal simple que explique la complejidad de esta problemática, sin embargo, el mayor consenso entre los clínicos apunta hacia una dificultad en el proceso de individuación de las/os pacientes con sintomatología anoréxica y bulímica.

Este proceso de individuación, que se asienta en la tentativa de construir una identidad personal propia, parte de una primera diferenciación psicológica con la persona encargada de la crianza; generalmente con la madre. Pero esta separación neta no se completa hasta la adolescencia, cuando el individuo puede gestionar la pertenencia a la familia de origen y su futura socialización.

El éxito de esta empresa, que podemos definir como la conquista de un territorio personal y diferenciado, no se encuentra tanto en una posesión de capacidades personales como en la necesidad de estudiar las limitaciones que el contexto nos impone.

Si analizamos el contexto familiar en el que se encuentra inscrita la persona que sufre sintomatología anoréxica o bulímica, vemos que algunos patrones relacionales se repiten. Mara Selvini (1999) tras tratar más de cien casos de anorexia y bulimia a los largo de una década de investigación, ha descrito algunos de estos patrones. En todos ellos puede observarse que las pacientes formaron parte de una estrategia familiar para mantener el equilibrio de todo el conjunto, que las obligó a abandonar los limites de su posición natural en la jerarquía familiar. Por ejemplo, muchas fueron trianguladas entre la relación de la pareja de padres, llegando a ser el elemento de instigación de uno contra el otro. Otras, se vieron envueltas en conflictos trans-generacionales, llegando a establecer alianzas, más o menos encubiertas, entre los abuelos y los padres.

Estas observaciones llevaron a la hipótesis de que la aparición de estos trastornos alimenticios, se relacionan con la formación de estructuras atípicas dentro de las familias, donde los límites de cada subsistema no estaba bien diferenciados y existía mucha dificultad para gestionar los conflictos y re-negociar sus posiciones en el tiempo.

Otros factores como la crianza hiper-protectora o la teoría del duelo, donde la paciente toma el puesto de una persona fallecida en la familia, coinciden con las hipótesis de que estas pacientes contribuyen a la homeostasis familiar con un sacrificio difícil de soportar en el tiempo.

Desde un enfoque sistémico, tanto la anorexia como la bulimia, se pueden entender como una problemática temporal. Terapeutas de familia, como Luigi Onnis, 2015, describe estos trastornos de la conducta alimentaria como una situación de tiempo evolutivo congelado.

INTERVENCIÓN

De la misma manera que una persona atraviesan periodos de crisis y cambio, la familia entera también deberá adaptarse a esas mismas circunstancias, ya que todo grupo humano se rige por el principio de totalidad que determina el funcionamiento comunitario en la máxima de que todo cambio en un elemento del sistema afecta al sistema entero.

En la actualidad, todos los autores coinciden en abordar los trastornos anoréxicos y bulímicos desde una estrategia terapéutica integrada y multidisciplinar, que contemple intervenciones médico-nutricionales y una psicoterapia, en paralelo, alternando las sesiones individuales con las de familia

La psicoterapia de la anorexia y la bulimia es todo un desafío para los intervinientes, pero también una oportunidad para que la familia pueda definir sus vínculos internos, de manera que la libertad individual de los miembros pueda gestionarse sin perder el sentido de pertenencia compartido por todos.

 

BIBLIOGRAFÍA:

1-CIE-10

2-Luigi Onnis, El tiempo congelado, Editorial Gedisa, 2015

3-Mara Selvini Palazzoli, Muchachas anoréxicas y bulímicas, editorial grupo planeta, 1999





Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 147 suscriptores