Home » Uncategorized

Category Archives: Uncategorized

Autoestima

autoestimaLa autoestima es la consecuencia emocional que surge de la representación que un individuo mantiene sobre sí mismo, es decir, sobre el juicio de valoración de sus rasgos personales.

En función de los acontecimientos vividos, este sentimiento puede fluctuar desde un autoconcepto elevado hasta una visión personal desvalorizada, que define lo que conocemos como baja autoestima.

¿De qué depende la autoestima?

Existen muchos factores que determinan la percepción que sostenemos de nuestra valía personal. Es más sencillo mantener una autoestima alta cuando nos sentimos respetados, queridos y útiles. 

No hay que olvidar que en ocasiones nos vemos como nos ven los demás. El hecho de que mantengamos una idea más o menos positiva de quiénes somos también está en función de las actitudes externas; de si encajamos o no en las definiciones (a veces implícitas) que los otros dan sobre qué es adecuado. Pero sobre todo en el trato que recibimos de los demás.




Autoconocimiento

autoconocimientoEl autoconocimiento es la base para edificar una identidad sólida y una sana autoestima. Los seres humanos precisamos saber quiénes somos para poder caminar con seguridad en la vida y sentirnos propietarios de nuestro destino.

Conocerse a uno mismo es un compromiso de introspección, una estrategia que requiere estar atentos al ambiente que nos rodea. No se trata de aislarse, ni de mirar para dentro todo el rato. El hombre es en relación. Uno se conoce en función de cómo se relaciona consigo mismo y con todos los demás elementos del ambiente, incluidas personas, ideas, sentimientos, etcétera.

El autoconocimiento ha de servir para incrementar nuestra capacidad de vivir en el aquí y en el ahora con mayor consciencia. Desarrollar esta habilidad precisa la observación en cinco áreas:

Emoción y motivación

El primer paso para comprender quiénes somos es saber cómo nos sentimos. El conocimiento de las propias emociones y motivaciones facilita la consciencia de los actos y permite la libertad de elegir nuevas estrategias de actuación

Rasgos de personalidad

El conocimiento de los rasgos de personalidad es importante para elaborar la integración, conseguir la auto-aceptación y  permitir el cambio. Habitualmente, la forma en que nos tratamos a nosotros mismos es la misma que hacemos con el otro.

Competencias

La conquista en el desarrollo de las propias competencias es un camino que ayuda a construir un autoconcepto equilibrado y una sana autoestima. No somos perfectos, sólo perfeccionables

Necesidades y deseos

El conocimiento de las propias necesidades profundas y los deseos ayuda a dar sentido a nuestros actos.

El cuerpo

El cuerpo es otra vía para adquirir autoconocimiento. Él nunca miente, sólo tiene su propio lenguaje. A veces nos habla a través de sus síntomas (tensiones, cefaleas, respiración…) y nos manda mensajes sobre cómo estamos, qué nos pasa y qué necesitamos. Mensajes que muchas veces no aprendimos a escuchar.




Theodore Millon Trastornos de la Personalidad

Theodore Millon Trastornos de la PersonalidadTheodore Millon concibe los  Trastornos de la Personalidad  como constructos teóricos, que se utilizan para representar varios estilos o patrones desadaptativos de funcionamiento humano, en relación con el entorno, por parte de la persona que los padece.

Las características comunes de los once trastornos, que describe este autor, pueden resumirse en la inflexibilidad adaptativa, la presencia de círculos viciosos en la conducta y  la baja capacidad para resistir el estrés.

Entre las causas  que contribuyen a la formación de los Trastornos de la Personalidad, T. Millon destaca las relacionadas con las primeras experiencias de la infancia, como la hiper-protección, la incoherencia entre castigos y premios, los estilos de comunicación y afecto confusos e incongruentes (como el doble vínculo) la educación culpabilizante, la discordia a nivel de pareja en los padres, y las experiencias traumáticas de abandono, abuso y traición.




Psicosis

psicosisLa psicosis, o estructura psicótica de personalidad, se origina a nivel de frustraciones muy precoces, a menudo se trata de frustraciones primitivas procedentes del polo materno. El niño no es considerado como objeto distinto de la madre, ella, no puede concebirlo como parte separada de si misma. Se produce entonces lo que denominamos confluencia; una relación fusional que se repetirá en en el plano interpersonal futuro.

Dentro de la psicosis o linea psicótica Jean Bergeret describe tres estructuras:

.

ESTRUCTURA ESQUIZOFRÉNICA

  • En la esquizofrenia el Yo no ha alcanzado un rol organizado de base. El yo no está completo
  • La angustia se sitúa en el miedo al fraccionamiento,a la destrucción
  • El mecanismo de defensa es una negación de todas las pulsiones elementales
  • Su vacío no lo sitúa entre él y el otro sino dentro de su propia persona. Esto puede explicar su pensamiento lineal en el universo interpersonal. El conflicto está entre el Yo/ no-Yo. Existe una dificultad para construir un Yo autónomo y unificado
  • La relación objetal se orienta hacia el autismo, es decir, hacia un esfuerzo de recuperación narcisista primaria
  • La carencia se refiere tanto al ser como al tener
  • El esquizofrénico no “habla” verdaderamente, actúa con las palabras en una dialéctica donde el sujeto no está claramente separado del objeto
  • Existe una congelación evolutiva afectiva en la fase oral
  • La relación maternal es de confluencia (simbiótica) y toxicidad afectiva.

 

ESTRUCTURA PARANOICA

  • Comporta problemas vinculados con un Yo que se distingue netamente del no-Yo, pero que solo puede esperar autonomizarse en una dependencia agresiva del objeto y en un Ideal del Yo ingenuo e inadaptado que persigue quimeras irreales
  • La evolución pulsional no ha superado la economía de rechazo
  • Persecución y necesidad de dominio
  • Proyección como mecanismo de defensa.

 

ESTRUCTURA MELANCÓLICA

  • Necesidad de detener la vida y el tiempo en el triunfo pasado
  • Hay una pérdida de objeto, un duelo no hecho
  • El individuo desapareció con la pérdida de la relación. Hay un ataque al ideal del Yo en la pérdida del objeto, una herida narcisística, una regresión a la oralidad
  • La hostilidad frente al objeto perdido se vuelve contra el sujeto mismo. Hay una regresión narcisista
  • Hay una frustración precoz
  • El sujeto trata de encontrar el camino hacia el objeto perdido. Un camino que desea y teme.




Reencuadre en Psicoterapia

Reencuadre en PsicoterapiaEl reencuadre en psicoterapia consiste en modificar la visión de una realidad a fin de cambiar completamente su sentido.

Mony Elkaïm define el reencuadre como la técnica que consiste en modificar el contexto conceptual y /o emocional de una situación, o el punto de vista según el cual es vivida, situándola en otro marco; a menudo en otro nivel superior de lectura.

Un ejemplo de reencuadre lo encontramos en el personaje de Tom Sawyer, que transformó el castigo de pintar la valla en un placer, transformando así la conducta de sus amigos, que en lugar de mofarse de él insistieron en su derecho a pintar también.

Un reencuadre muy usado en psicoterapia sistémica es el de describir a los miembros de la familia como “protegiéndose” mutuamente. A menudo el síntoma del paciente designado se connota en positivo resaltando su función protectora para el sistema, lo que provoca que la familia contemple la problemática desde otro lugar y pueda ver al paciente designado desde otra óptica.

El reencuadre ha de tener, por tanto, un valor operatorio, es decir, ofrecer otra lectura de la situación que posibilite nuevas aperturas. Y para que esto sea posible el terapeuta no debe usurpar el lugar del otro creyendo que su verdad es absoluta o dibujando un camino que no abra más posibilidades que las vías en las que cree el terapeuta.




Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 81 suscriptores