Home » Crisis de Identidad

Crisis de Identidad

Trastorno de Identidad y Problemas de Identidad

Una Crisis de Identidad es un periodo en el que la persona experimenta profundas dudas sobre sí misma, acompañadas de sentimientos de vacío, soledad e incluso baja sensación de existencia.

Los seres humanos atravesamos varios periodos de crisis a lo largo de nuestra vida, y algunos de ellos, se den a la edad que se den, sirven para ir construyendo lo que somos como personas, pues la palabra crisis significa cambio y el cambio es, casi siempre, la antesala del crecimiento.

.

Entre las crisis más frecuentes están:

  • La crisis de identidad, donde la persona se siente como perdida y en ocasiones asustada ante la idea de no saber muy bien quién
  • La crisis por pérdidas personales; se trata de la elaboración de procesos de duelo ante divorcios, abandonos, traiciones, muertes, etcétera
  • Crisis de adolescencia; periodo emocionalmente convulso donde el ser humano conquista su intimidad y gestiona las similitudes y diferencias en referencia a sus grupos de pertenencia

Las intervenciones en el tratamiento de una Crisis de Identidad son abordadas desde la Terapia Sistémica Constructivista, que contempla toda la influencia de los factores familiares y sociales sobre la creación de las diferentes narrativas personales y la manera en que cada individuo construye su realidad.


12 comentarios

  1. grisleda del carmen gonzalez villalobos dice:

    soy neurotica me desquito con las personas que quiero y eso no me hace feliz que puedo hacer

    • Gerson Diaz dice:

      tienes que aprender a controlar tu enojo. el divorcio no es solo para matrimonios, la palabra divorcio viene de – separación – y es lo que nosotros hacemos al enojarnos. insultamos y hacemos que las demás personas les duele y se alejan de nosotros, dejamos que nuestro orgullo gane y no nos importa nada. siguiendo la frase: NO PERMITAMOS QUE NUESTRO ENOJO NOS PERMITA DAR CARTA DE DIVORCIO. no poder controlar el enojo es por la dureza de nuestro corazón. aprende a ser mas flexible y controlar tu enojo.

      Dios Te Bendiga

  2. Angelica dice:

    Acabo de saber hace dos días, que mi madre si fue violada por alguien, que no es de quien llevo el apellido, y, que tampoco conozco…, creí que habían casado a mi madre, con quien la había violado.
    Ella falleció hace 11 meses, hace dos días, estaba llena de rabia, dolor, rabia, deseos de venganza, de hecho, me dieron el nombre, lo busque en internet, y, ahora entiendo, porque soy tan diferente , no solo física sino en muchos otros aspectos, al resto de la familia, tengo una enfermedad rara heredada de mi padre biológico, y, los doctores me pidieron datos de herencia familiar, quiero y deseo, necesito, terminar con esto, en definitiva, hay riesgo que mis hijos también la parezcan, por eso indague mas, tengo 60 años.

    • Hola, Angélica. Algunas familias, como la tuya, están formadas por personas especiales. Yo los llamo Supervivientes. Esas personas tienen algunas características que las diferencia de las otras. Una de ellas es la capacidad de salir adelante en situaciones donde otros se hunden.
      Un saludo

  3. Olga Ramirez dice:

    Tengo un problema perdi mi trabajo, hace un año perdi a mi hijo, mi pareja me abandono y creo q tengo depresion y una crisis de identidad, no quiero salir de casa y solo me la paso pensando y como hubiera sido si…. con todos mis problemas sigo desempleada y ya no quiero seguir asi pero cada vez q intento salir siento q algo me falta no se que hacer

    • Juan Perez dice:

      Estimada Olga, es fácil opinar para quienes no estamos en la misma situación, pero con afán de ayudarte, diría que una opción es hacer las cosas paso a paso: primero para tu crisis de identidad busca ayuda, debes desahogarte con alguien profesional, acude con un psicólogo en el DIF o particular, o busca algún amigo/amiga que sepas que te escuchará. Tienes que salir de casa, ve a lugares que normalmente no frecuentas, distrae tu mente de los mismos pensamientos, caminar te ayudará a desahogar a tu cuerpo, trata de ver presentaciones culturales en los parques o teatros, ve a sitios naturales que tengas cerca.
      Llora todo lo necesario, pero no te dejes caer, no pierdas de vista el pensamiento de que “VAS A LOGRAR SUPERAR ESTO”, y que tu futuro será diferente, que hay oportunidades de crecimiento esperándote, e incluso que podrías volver a ser madre.
      Y también es importante que busques apoyo espiritual, asiste a una iglesia o templo, relaciónate con nuevas personas, prueba a Dios. En las iglesias existen personas muy capaces y que han experimentado crisis, y estas te pueden ayudar.
      Por último te diré que encerrada no te sentirás mejor, que a los problemas debemos buscarle “SALIDAS”.
      Espero que pronto puedas superar tu situación. Saludos.

  4. Fernando dice:

    Soy un hombre de 25 años y siento que tengo una crisis de identidad, ya que, realmente no se completamente quién soy , me siento como perdido y asustado porque quiero saber más sobre mis virtudes y defectos (lo digo porque quiero madurar y se algunos aspectos en los que falló pero siento un poco de presión porque mis familiares a veces la ejercen mucho,por lo que, estoy nervioso y ansioso ).
    Necesito alguna forma de saber y arreglar todo eso sobre mí pero hacerlo yo mismo para mejorar mi persona (madurar ) soy muy paciente y sé que esto no es rápido ,así que, necesito consejos y tranquilizarme .
    Gracias.

  5. Karla bonilla dice:

    Tengo 30 y creo que tengo problema de Identidad y autoestima baja. Me cuesta socializar, me irrito con facilidad y no se lidiar con el estrés.
    Me considero buena persona pero cada vez tengo más dificultades para reconocer mis virtudes, despierto de madrugada por lo q siempre estoy con poca energía. Tengo problemas para memorizar, olvido con facilidad, sin poder controlarlo por lo que siempre me siento desmotivada.

  6. lisbeth dice:

    Hola, tengo 24 años y estuve en una relación de 4 años y medio en que los 2 últimos años fueron como por inercia y esta relación por costumbre llevo a que nos encerráramos mucho el uno en el otro. Esta relación terminó y tuve un periodo de confusión y soledad para superarlo. Ahora estoy en una relación, enamorada nuevamente pero siento que no puedo entregarme 100%, me cuesta integrarme en el mundo de mi pareja y siento que tengo crisis de personalidad porque no se que quiero, estoy confundida y me encierro en mi.misma, me cuesta demasiado compartir con gente nueva y amigos también. Quiero olvidar el pasado y dejar de pensar en “que habría pasado si…” Pero no se como volver a ser yo misma otra vez. Incluso con mi nueva pareja me pasa a veces que estoy como inerte. Saludos

    • Hola Lisbeth
      Es cierto que a veces construimos relaciones donde dos se miran mutuamente y se produce una exclusión del mundo externo. Al principio es gratificante la situación, pero los teóricos de pareja afirman que ningún sistema puede vivir sin intercambio con el mundo. La realidad es que toda pareja también es un espejo que refleja una idea de quienes somos nosotros. Por otra parte, que se rompa una relación no implica que desaparezca inmediatamente la lealtad. A veces es más la lealtad a la idea común, que a la persona que ya no está. Toda relación descansa sobre un mito de exclusividad. Flexibilizar esa idea lleva tiempo.
      Por lo que cuentas parece que ahora tienes otra relación de una naturaleza muy diferente. La idea de entregarse “completamente” es una idea muy romántica. Pero cuando alguien no se entrega “del todo” también significa que preserva una parte de su individualidad, que lo diferencia del otro. Eso no significa que esté ausente el compromiso. Cuando esa parte de diferenciación con el otro no está y se rompe la pareja, es como si una parte de quienes somos también desapareciera.

  7. Juan dice:

    Hola!
    Yo sin duda estoy pasando por una crisis de identidad, que se va acentuando más conforme pasa el tiempo…
    Bueno, expongo mi situación completa para recibir la mayor ayuda posible:
    Tengo 18 años, y siempre me he considerado más “inteligente” que los demás, porque desde muy pequeño reflexionaba sobre temas y tenía ideas que los niños de mi alrededor ni siquiera se han planteado aún… A pesar de ello, soy humilde y reconozco mis errores, aunque quizás es una faceta mía para demostrar mi superioridad, puesto que ser capaz de admitir que no soy inteligente quizás es la mejor forma de demostrar mi inteligencia… (Todo esto es lo que CREO que estoy pensando en mi interior, aunque realmente sé que no soy extremadamente inteligente, y me gusta ser humilde y solidario por el mero hecho de creer que es lo correcto)

    Ahora bien, por otro lado he sido muy solitario a lo largo de mi vida… Habré tenido 3 o 4 amigos realmente importantes en mi vida (Y de hecho con 2 de ellos ya no me hablo por temas de distancia, lo cual me hace replantearme si eramos realmente tan amigos)…
    Hace 5 o 6 años, esto no me importaba, lo unico que quería era estar en mi habitación y jugar videojuegos (Creo que tuve y sigo teniendo rasgos de Hikikomori, aunque ahora me gusta salir con mis amigos y tal)…

    Sin embargo ahora, estos dos ultimos años, he conocido a muchas personas, los que se supone que son mis amigos… No es que me hayan traicionado, pero creo que tienen un concepto muy distinto del que tengo yo de “amistad”… Lo veo algo más sincero y cercano… “Amigo” es alguien con quien quieres estar casi siempre que sales a la calle a dar una vuelta, o a hacer cosas… Pero siento que pasan de mi en numerosas ocasiones, a demás, personas con las que pensaba que tenía unas relaciones de amistad más cercanas (y que de hecho hemos pasado por muchos baches y tambien momentos geniales juntos), ha resultado que, no sé, se han distanciado por una razón que desconozco… Que no digo que no quiera estar con ellos… De hecho, es al revés…

    Es cierto que ha habido roces, pero no como para que el grupo de amigos y amigas se disperse tantisimo…
    Por otro lado, yo hace 3 años y medio tuve una relación de año y medio, que se tuvo que ir al traste por la distancia… Y desde ese momento mi vida sentimental ha muerto, y todos los intentos por buscar algo han fracasado estrepitosamente (que no han sido muchos, porque ni soy de salir a las discotecas, porque voy buscando algo más que rollos que igual derivan en relación, porque soy algo asocial, tímido y callado a no ser que beba, etc…)

    Cada vez me pregunto qué hago aquí… Siento que no tengo el cariño de mis amistades (Aunque en contadas ocasiones haya tenido momentos de sinceridad en los que parecía que si había mucho cariño, parece que cada uno está haciendo su vida por su lado… De hecho, el único que está construyendo su vida social alrededor de esas amistades parece que soy solo yo…), tengo la sensación de que no voy a encontrar ninguna pareja sentimental, no sé adonde va a llegar mi vida, así que pienso que “Para qué esforzarse, si no voy a tener a mi lado a quien quiero”…
    Llevo una vida comodísima… Mis padres se han esforzado mucho por que sea feliz, y me siento mal quejándome de mis “problemas” que supuestamente tienen todos los adolescentes de mi edad…

    Dicen que la Crisis de Identidad es el preludio del cambio hacia el desarrollo y la mejora y construccion de nosotros mismos… Pero sinceramente, toda esta crisis solo me hace pensar que el mundo es un lugar horrible, con puntualmente cosas geniales, pero una realidad constante de falsedad, soledad e injusticia… No es que esté siendo negativo, es que es así… Y ahora mismo no tengo demasiadas razones como para pensar lo contrario (Y repito que me sienta mal decir algo así con la vida “acomodada” de clase Media que tengo, y que hay muchos problemas mil veces peores en el mundo, pero tenía que soltarlo)

    Un saludo! Y perdón por tal párrafo, pero quería soltarlo por algún lado, y sinceramente, mejor explicarlo a profesionales, antes que escribirlo en un Word y que se quede olvidado en el infinito.

    • Hola Juan, Muchas crisis de identidad tienen como síntoma una dificultad para conquistar una idea sólida de nosotros mismos, Esto nos sitúa en una encrucijada; la necesidad de ser distintos y de parecernos a los demás. Las dos cosas son importantes, tanto para adquirir el sentido de diferencia como para elaborar la identificación con el otro.

      Desde hace tiempo venimos observando que los vínculos humanos están atravesando por una crisis aguda. Actualmente vivimos en una sociedad narcisista, donde sólo prevalece la instrumentalización del otro en lugar de su pleno reconocimiento.
      Lo cierto es que faltan elementos que antes actuaban como argamasa para constituir sentido de pertenencia, que se define como el compromiso de compartir un destino alrededor de idearios y valores comunes. Pienso que esto explica la fragilidad que sufren ahora las relaciones.

      Tu has mencionado una cosa; la amistad. La amistad antes era una palabra sagrada, y todos nos cuidábamos mucho de no hacer nada que ensuciase esa idea, porque entonces caíamos en el peligro de dejar de ser quienes éramos.

      Tienes razón, una crisis es un periodo de cambio donde uno reflexiona en profundidad sobre el sentido de su existencia en el mundo. Tal vez hemos llevado demasiado lejos la idea del individualismo y sólo hemos cosechado soledad. No es una época nada fácil para los que sois más jóvenes, aunque todos se empeñen en deciros que no tenéis motivo de queja, con el vago argumento de que en la nevera no falta de nada.

      Este es el mundo que los más viejos os hemos dejado en herencia. Ahora os toca a vosotros construir una realidad más amable en ese sentido. Creo que os toca vivir un reto. Más que un reto, todo un desafío de destino. Porque nosotros, después de luchar tanto, sólo conseguimos dejaros la nevera un poco más llena.
      Gracias por describir la situación que vives con tanta precisión.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 15 suscriptores