Narcisismo Definición

 

Narcisista Definición

El Narcisismo es el primer periodo evolutivo en la afectividad del niño que se caracteriza por una libido dirigida hacia si mismo, es decir, el objeto de deseo es el propio Yo. Esta fase vital es anterior al Edipo, donde el objeto de amor es la madre (o la persona con la que se produce el primer vínculo)

Los problemas surgen cuando esta etapa no se supera por problemas de abandonos, frialdad emocional del cuidador/a, rechazos…Sigmund Freud descubrió que un trauma vivido producía una “congelación del tiempo” relacionada con la capacidad de la persona de efectuar un proceso evolutivo hacia la conquista de la madurez. Luego la Personalidad Narcisista es aquella que en algún punto de su emotividad quedó sin desarrollarse.

Theodore Millon concibe la personalidad como un continuo que va desde la normalidad (algunos rasgos) hasta la patología (trastorno), así, este autor encuentra un punto medio y denomina “narcisista saludable” al que combina autoconfianza y empatía con el prójimo.

En este sentido la Psicología Gestalt y Millon coinciden, ya que basan la diferencia entre personalidad narcisista y trastorno narcisista, en el grado de polaridad en el que cada individuo se encuentra posicionado con respecto a los rasgos que caracterizan a esta patología.

Muchos de los psicólogos que han estudiado este trastorno han encontrado casos en que el sentimiento de grandiosidad es debido a un introyecto parental, donde se contemplaba al niño con una veneración excesiva y se le inculcaba una magnificación de sus aptitudes desproporcionada con respecto a los logros evolutivos naturales del desarrollo, que le llevaron a la formación distorsionada de auto-percepción.

En esta misma línea se sitúa la visión de Horney que sin embargo va más allá al afirmar que estos  padres que transfieren sus propias ambiciones al niño, considerándolo como un genio embrionario, desarrollan en ellos el sentimiento de que son amados por cualidades imaginarias en vez de por su propio sí mismo.

Para Kerngerg la personalidad narcisista es básicamente una organización defensiva. Los narcisistas no son capaces de desarrollar concepciones integradas del sí mismo y desarrollan una organización intrapsíquica que compensa en cierto modo la difusión de la identidad y la acusada labilidad emocional que experimentan, mediante el uso de diferentes mecanismos de defensa .

Según este autor el narcisismo se gesta debido a la falta de amor auténtico que los padres no han sabido dar y que han tratado de compensar encontrando en el niño algún talento excepcional. La auto-percepción de grandeza es, para Kerngerg , una adaptación que sirve para ocultar un sí mismo inadecuado y defectuoso, una ira oral, y una agresividad dirigida originariamente contra unos progenitores incapaces de ofrecer amor incondicional.

Desde la concepción freudiana, como decía, que relaciona el trauma psíquico con una congelación del tiempo, se puede inferir que el narcisista está estancado en la maduración evolutiva, fruto de haber sufrido una falla ambiental, como consecuencia de un vínculo temprano inapropiado.

En esta misma forma de concebir la patología se sitúan los postulados de Kohut, que  describe el sí mismo grandioso del narcisista, no como una estructura patológica, si no como un fenómeno evolutivo normal atascado en el tiempo debido al hecho de haber padecido un trauma originado por una empatía materna defectuosa.

Quizás esta falla ambiental temprana explique el terror que sienten los narcisistas ante la idea de dependencia y sus aseveraciones respecto a la idea de no necesitar a nadie.

Desde la Gestalt, Yontef  propone que el narcisista no fue visto en sus necesidades afectivas cuando era niño,  lejos de eso, fueron utilizados al servicio de las necesidades de sus padres, los cuales, no les consideraron como personas individuales con sus verdaderas necesidades valoradas. El niño que ha sufrido esta falta de empatía vive subjetivamente de imágenes grandiosas e idealizadas para proteger su verdadero sí mismo.

El narcisista fue un niño cuyos sentimientos no fueron reconocidos ni respetados.

Su dificultad para manejar emociones como la desilusión se explica por la falta de apoyo emocional. Una importante necesidad insatisfecha en los primeros años de vida del narcisista fue la de sufrir un trastorno y no ser tranquilizado por unos padres emocionalmente sensibles.

Según la gestalt la percepción exagerada de auto-importancia que presentan estos pacientes, es un signo que debe hacernos sospechar la existencia de una polaridad contraria no explorada, que además, supone una defensa para evitar los profundos sentimientos de minusvalía personal.

Para finalizar este apartado puede resultar interesante la aportación  de algunos autores que, como Roland,  han encontrado en estudios de psicología social una correlación positiva entre el carácter narcisista y las culturas individualistas como EEUU, donde se valora la identidad individual por encima de la grupal.

Roland encuentra que el trastorno narcisista es menos frecuente en culturas colectivistas como Japón, debido a que en estas el desarrollo del un sí mismo se alienta desde la construcción de fuertes lazos afectivos con el resto del grupo.

 

Ver otros artículos


Psicólogos Madrid


Marcador

FORMULARIO DE CONTACTO

Tu nombre

Tu email

Tu teléfono

Tu mensaje

"La auto-percepción del hombre está en función de las relaciones en las que participa"

 

Paul Watzlawick

 

Archivos