Home » Posts tagged 'complejo de inferioridad'

Tag Archives: complejo de inferioridad

Trastorno de Personalidad por Evitación

trastorno evitativoEl trastorno de personalidad por evitación es un patrón de comportamiento frente a situaciones sociales. Los/as evitadores/as viven el encuentro humano como una potencial amenaza. Su frágil auto-concepto no les permite tomar muchos riesgos. Son personas tímidas e inseguras, que aprendieron a conducirse con el mismo estilo rígido de afrontamiento.

Los criterios del DSM IV para el diagnóstico del trastorno de personalidad por evitación, se basan en sentimientos de inferioridad y patrón de inhibición social generalizado que surge desde el principio de la edad adulta, y que está presente en, al menos, cuatro de los siguientes ítems:

  • Evita trabajos o actividades sociales, como consecuencia del temor a las críticas, la desaprobación o el rechazo
  • Evita el contacto humano por miedo a no agradar
  • Dificultad para la intimidad por miedo a ser ridiculizado o avergonzado
  • Preocupación por la crítica
  • Sentimientos de inferioridad
  • Auto-percepción de ser poco interesante y/o socialmente inepto.
  • Reacio/a a implicarse en nuevas actividades por considerarlas un riesgo ínter-personal.

La personalidad evitadora, por tanto, se siente inadecuada, y vive con angustia el encuentro humano, llegando a limitar seriamente sus posibilidades. Por un lado se siente inhibida, torpe, y por otro, suele tener una gran sensibilidad para percibir finos detalles en la complejidad de las relaciones. Estas personas, se refugian en lo conocido, prefieren pasar desapercibidas, hacerse invisibles, y optar por una vida sin demasiados riesgos, poco placentera, pero indolora. Cuando no les queda más remedio que relacionarse, su psicología es la prevención; tratan de predecir que pensaran los demás, y repasan en su imaginación las respuestas posibles antes del encuentro.

Las consecuencias de este estilo de personalidad puede oscilar, desde malestar frente a sola idea de relacionarse, hasta la fobia social. La vergüenza que sienten, es una falta de integración de las propias instancias personales, que suele derivar en aislamiento. El aislamiento es un buen refugio, una posibilidad de estar protegidos, pero no es un buen lugar para el aprendizaje. Aprender significa comprobar que algo es posible, pero para el/la evitador/a, ante la duda, prefieren echar un paso atrás. La inseguridad en las propias competencias y recursos les hace elegir la distancia social, para separarse de los miedos, aunque para ello, deban separarse también de los deseos, por lo que prefieren utilizar la fantasía, como mecanismo de defensa, para compensar sus frustraciones.

Pero la verdadera lucha psicológica del trastorno por evitación es entre el “Yo ideal” y el “Yo real”, es decir, entre lo que piensan que “deberían de ser” y lo que realmente son, sienten y necesitan.




Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 117 suscriptores