Home » Paranoia » Tipos de Paranoides

Tipos de Paranoides

tipos de paranoidesTheodore Millon, a lo largo de su carrera como psicólogo e investigador, ha descrito cinco tipos de paranoides diferentes, cuyas características más destacadas pasamos a resumir:

Paranoide fanático

Los paranoides fanáticos comparten algunos rasgos con la personalidad narcisista como, por ejemplo, la arrogancia y el desprecio hacia los demás. No hay que olvidar que la persona paranoide ha sufrido una gran herida en su narcisismo primario, es decir, en la representación de si misma como alguien valioso, lo que dificultó, sin duda, la construcción adulta de un sentimiento de buena autoestima. Esto explica que este tipo de paranoide llegue a desarrollar delirios de grandeza, como mecanismo de afrontamiento primario frente a profundos sentimientos de baja autoestima, siendo este sentimiento de omnipotencia una armadura defensiva, que les hace rechazar cualquier idea de ser inapropiados y desaceptar cualquier cuestionamiento hacia su persona.

Paranoide maligno

Este tipo de paranoide mantiene la idea preconcebida de que los demás les van a agredir, y su estrategia defensiva consiste en dominar antes de ser dominados, como le ocurre a la personalidad sádica. 

Estas personas tienden al aislamiento y se refugian en sus fantasías, para salvarse de la amenazante presencia del otro, al que vivencian como maligno y hostil, llegando a establecer verdaderas ideas delirantes de persecución.

Mediante el mecanismo de la proyección atribuyen a los demás su propia actitud beligerante, vengativa y cruel, salvándose así de ver fisurado su frágil auto-concepto

Paranoide obstinado

Combina rasgos de su personalidad con la del compulsivo, como la rigidez y la permanente necesidad de control. El paranoide obstinado se revela de forma activa contra toda limitación externa y toda norma de poder, en una tentativa de recuperar su control y reparar antiguas heridas.

Al mismo tiempo, experimentan sentimientos de desprecio hacia los demás por considerarlos débiles, indisciplinados e hipócritas. En el espíritu de estas personas existen sentimientos de culpa unidos a deseos de dominación e ideas persecutorias.

Paranoide querulante

Despliega un comportamiento quisquillosos, discutidor y acusatorio. Son personas celosas que se sienten permanentemente maltratadas y engañadas, lo que les impide construir relaciones personales satisfactorias y largas en el tiempo, por lo que adoptan una postura artificial de autonomía.

Pero su declaración de independencia alberga una furia vengativa que construye un escenario interpersonal donde acaban sintiéndose defraudados, por lo que acaban negando tener necesidades afectivas.

Sus sentimientos de injusticia afloran con otros de gran envidia, que no se representan como propios debido al empleo del mecanismo de la proyección, mediante el que atribuyen a los demás deseos, pensamientos y actitudes que en realidad les son propias. 

Paranoide aislado

Son personas malhumoradas e hipersensibles a la crítica. Su consuelo y su refugio lo consiguen mediante el aislamiento, para defenderse de peligros reales e imaginarios y del temor a la vergüenza y la humillación, llegando a tener verdaderos problemas para diferenciar entre la realidad y la fantasía.

Las personas que sufren este tipo de paranoia acaban viendo conspiraciones y juicios negativos hacia su persona donde en realidad no los hay.





Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 88 suscriptores